Reconoce Silvano Aureoles que ha permitido a “delincuentes disfrazados” apoderarse de la entidad

Reconoce Silvano Aureoles que ha permitido a “delincuentes disfrazados” apoderarse de la entidad
Publicado
11 de Enero de 2021
17:15:00
Autor
Redacción / Noventa Grados

Morelia, Mich., a 11 de enero del 2021.- El gobernador Silvano Aureoles Conejo reconoció públicamente que ha permitido la creación y operación en la entidad de “criminales disfrazados” que se hacen llamar “autodefensas”, a los cuales su Administración ha permitido actuar a sus anchas por lo menos desde 2019, siempre negando el mandatario la existencia de estos grupos que dicen ser de defensa comunitaria.

En conferencia de prensa el lunes, tras acompañar al presidente López Obrador en su gira por Michoacán motivada por la violencia que vive la entidad, Aureoles Conejo señaló que en la entidad no existen los legítimos grupos de “autodefensas”, que han hecho ruido mediáticamente recientemente en el Valle de Zamora y la Tierra Caliente, sino que se trata de “delincuentes disfrazados”.

“No son autodefensas, lo que hay son delincuentes disfrazados de autodefensas, porque con eso salen a la luz pública armados y pueden poner barricadas y empiezan con eso, pero son grupos delincuenciales que usan esta estrategia para defenderse de los grupos contrarios”, aseguró el perredista Aureoles Conejo.

Estos grupos cuentan con cientos de camionetas de todos los modelos, marcas y precios, algunas de lujo y otras blindadas, así como camiones blindados, equipo táctico y rifles de grueso calibre.

El propio mandatario estatal ofreció el fin de semana al Presidente su disposición y voluntad para trabajar en materia de seguridad.

Pero el discurso de Aureoles Conejo no permite ver la verdadera causa del problema, que es su tolerancia a los grupos delictivos, principalmente en el Valle de Zamora y la Tierra Caliente de la entidad, donde los principales Cárteles son el de Tepalcatepec, Caballeros Templarios, Los Viagras, Blancos de Troya y Familia Michoacana, a los cuales el Cártel Jalisco les disputa el control territorial.

El propio Aureoles rechazaba en 2019 la existencia de las “autodefensas”, que ya entonces instalaban barricadas y anunciaban levantamientos armados, y acusaba sus vínculos con el crimen organizado, pero no hizo nada para acabar con esos focos rojos, por lo que estos grupos siguieron operando en impunidad.

“Aquí no hay autodefensas, sólo hay una corporación policiaca en el estado. En Michoacán no hay autodefensas, hay líderes que se dicen llamar autodefensas pero son líderes de criminales, como el caso de Aquila, Tancítaro”, declaró el perredista en agosto de 2019.

“Está célula delincuencial encabezada por ‘El Abuelo’ lo que quiere es levantar a la gente para que lo defiendan… le dicen a la gente es que ahí viene el Cártel Jalisco a atacar al pueblo, son rencillas y pleitos entre ellos y no por  un asunto caritativo, sino por las cosas a las que se dedican, es obvio que es una lucha por territorio, es una lucha por rutas de trasiego (de drogas)", aseguró el Gobernador de Michoacán en septiembre de 2019, quien incluso acusó al Abuelo Farías, líder del Cártel de Tepalcatepec, de imponer a los Alcaldes locales.

Pese a estas serias acusaciones, ni el mandatario ni su gobierno hicieron algo por recuperar el control del territorio, pero una reforzada ofensiva del Cártel Jalisco hacia los territorios de Michoacán saco a la luz la podredumbre del gobierno de Aureoles Conejo, en forma de balaceras, ejecuciones, enfrentamientos armados, movilización de cientos de sicarios por las carreteras, bloqueos a las vías de comunicación, destrucción de caminos, desplazamientos forzados y un récord de asesinatos al concluir  2020.

Pero el Gobernador halló en la epidemia por coronavirus la forma perfecta de ocultar su fracaso en materia de seguridad y la guerra de cárteles, entrando Aureoles Conejo en una dinámica de conflicto con la federación y una gira política con la que se hace campaña para las elecciones 2021 y 2024.

Y aunque se ha dicho dispuesto a colaborar con la federación, lo cierto es que todos los capos de Michoacán siguen en libertad y operando sin algún impedimento, mientras el gobernador y sus funcionarios se promocionan en busca de nuevos cargos públicos que les permitan enriquecerse a costa del erario, como el mandatario michoacano ha hecho durante su carrera política.

Comentarios
Más leidas
Más importantes