Regresa el Teatro a la CDMX, con la obra “Elena: Teatro Milán 1985”

Regresa el Teatro a la CDMX, con la obra “Elena: Teatro Milán 1985”
Publicado
12 de Septiembre de 2020
12:00:00
Autor
Indra Ambriz / Noventa Grados

Ciudad de México., a 12 de septiembre del 2020. No hay teatro sin público. Eso afirma el montaje de Elena: Teatro Milán 1985, obra con la que el Teatro Milán vuelve a sus actividades después de casi seis meses. Esta vez las butacas no albergan al público, pues más bien son los espectadores los que recorren el recinto para conocer la historia de este personaje.
 
Desde la llegada al teatro, el staff recibe al público con gel antibacterial e instrucciones específicas para guiarlos a través de los protocolos de seguridad, pasando por los rutinarios chequeos de temperatura, la división de grupos de acceso, tapetes para limpieza del calzado y sí, más gel antibacterial. 
 
Elena reúne dos universos que durante los meses que el Teatro Milán estuvo cerrado se juntan: uno el de los actores que en 1985 ensayaban La ley de Creón, cuyo estreno quedó truncado por el terremoto del 19 de septiembre. Otro es el del presente, con Mariana Garza y Pablo Perroni como protagonistas, quienes al regresar al recinto se toparon con un maniquí que diariamente –y sin explicación aparente– aparece todas las mañanas en la misma posición que el día anterior.
Desde el primer paso, en el lobby, los señalamientos de seguridad y estampas numeradas en el suelo aparecen frente al espectador; se asigna un número personal y un color por grupo. Acto seguido, dan las instrucciones generales de la experiencia a través de un video informativo que explica a los asistentes que estos números serán los mismos durante todo el recorrido, facilitando la ubicación espacial de las personas y respetando la característica principal del proyecto: el distanciamiento social. 
La obra es una experiencia inmersiva, donde el espectador se traslada de una estación a otra para descubrir las diferentes capas de la historia. Primero se encuentra con Mariana Garza, quien en la sala de ensayos del segundo piso da la bienvenida y se confronta con un investigador privado (interpretado por Ignacio Riva Palacio o Héctor Berzunza) contratado por Pablo Perroni para resolver el misterio de este maniquí.

Comentarios
Más leidas
Más importantes