Nuevo día, nuevos bloqueos en la carretera Aguililla - Apatzingán: Aureoles incapaz de garantizar seguridad

Nuevo día, nuevos bloqueos en la carretera Aguililla - Apatzingán: Aureoles incapaz de garantizar seguridad
Publicado 2 de Mayo de 2021 11:55:00 Autor Redacción / Noventa Grados

Aguililla, Mich., a 2 de mayo del 2021.- Pobladores de la Tierra Caliente michoacana se hallaron desde temprana hora, el domingo, con bloqueos en la carretera Apatzingán - Aguililla, donde fue destrozada la carretera. A casi 20 días de la visita del Gobernador a Aguililla, donde prometió paz para el municipio, el mandatario no ha sido capaz, por omisión o ineptitud, de cumplir con su palabra.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado confirmó por la mañana que dos "excavaciones" fueron hechas en la carretera.

"Elementos de la Policía Michoacán realizaron labores para restablecer la circulación en la carretera Apatzingán-Aguililla a la altura de la localidad de Potrerillos, donde se encontraban  dos excavaciones".

Casi a diario, pese a la presencia de un fuerte operativo de la Policía en Aguililla, los criminales de Cárteles Unidos destrozan la carretera a su voluntad y en absoluta impunidad, pues hasta esta fecha no se ha reportado la detención de alguna persona por estos ataques a las vías de comunicación.

El 13 de abril, el gobernador Silvano Aureoles Conejo acudió a Aguililla para supuestamente tratar asuntos de seguridad, aunque los pobladores acusaron que el mandatario solo fue a "tomarse la foto" con militares y en la plaza principal del municipio, ante la presión de los medios por la guerra de cárteles y una semana antes de la visita del representante del Papa en México Franco Coppola.

Mientras Aureoles prometía acciones para devolver la paz y garantizar la seguridad en Aguililla, a la vez era el primero en causar violencia al agredir a un manifestante pacífico en la plaza de Aguililla.

Desde entonces y a pesar del operativo policiaco implementado para mantener libre el paso por la carretera, es casi a diario que la carretera es bloqueada ya sea con grandes piedras o cavando los delincuentes enormes zanjas, e incluso han llegado a usar dinamita para volar los caminos.

La crisis humanitaria que Aureoles toleró en Aguililla desde hace 18 meses, persiste de la misma manera hasta este día.

Mientras tanto, el gobernador Silvano Aureoles se halla más preocupado amenazando a diputadas federales para favorecer a sus aliados políticos, mientras él se desplaza en helicópteros y camionetas blindadas, con escoltas tan prepotentes como él, que arrebatan pancartas a manifestantes e intimidan con armas largas a la población.

Comentarios