Herrera Tello promete todo lo que no hizo en 4 años de Alcalde y 2 de Secretario de gobierno en Michoacán

Herrera Tello promete todo lo que no hizo en 4 años de Alcalde y 2 de Secretario de gobierno en Michoacán
Publicado 22 de Abril de 2021 08:42:00 Autor Redacción / Noventa Grados

Morelia, Mich., a 21 de abril del 2021.- En su participación en el debate entre candidatos a la gubernatura de Michoacán, el representante de la alianza PAN - PRI – PRD, el empresario constructor Carlos Herrera Tello, hizo promesas sobre seguridad, educación, empleo, campo y salud, con propuestas que además de no atacar de fondo la causa de los problemas,  él mismo no llevó a cabo aunque tuvo la oportunidad en dos periodos como Alcalde y casi 2 años como Secretario de gobierno de Michoacán.

En temas económicos, Carlos Herrera dijo que el campo es “la gran oportunidad de salir adelante, de generar chamba, que será el reto más grande de los próximos años”, y para ello propuso “crear un centro de renta de equipos para los productores de todas la regiones”.

“Sé qué hay que hacer y cómo hay que hacer para que el campo se convierta en ese gran motor para Michoacán, y que todos los productos se puedan exportar”, apuntó el constructor, que no dijo algo sobre el costo de estas propuestas ni mencionó la formalización del trabajo en el sector agropecuario, uno de los que tiene más empleados irregulares.

Herrera Tello olvidó que en Zitácuaro, el municipio que debería gobernar, pero que abandonó como parte del juego de Silvano Aureoles para hacerlo gobernador, se vive una crisis ambiental por la tala clandestina y el cambio de uso de suelo en beneficio de políticos – empresarios que se aprovechan del fomento que Aureoles y Herrera han dado a la exportación de cultivos altamente rentables como el aguacate y las bayas como el arándano y zarzamora. En estos cultivos, tanto Aureoles como Herrera, familiares y amigos tendrían grandes inversiones.

No mencionó tampoco que los campesinos en las comunidades indígenas de Zitácuaro, se han levantado en armas ante el acoso del crimen organizado, y han denunciado que pagan desde hace años una cuota al crimen organizado, hechos ocultados por el gobierno de Silvano Aureoles Conejo y el alcalde y exsecretario de gobierno, Carlos Herrera Tello.

Incluso se acusó la participación del director de seguridad de Zitácuaro y del Fiscal Regional en reuniones con el crimen organizado, sin que el gobierno perredista hiciera algo al respecto.

Sobre el tema de seguridad, Herrera Tello no mencionó la crisis que se vive en la entidad por el homicidio doloso, la libre operación del crimen organizado y delitos como la extorsión, contra los cuales no hizo algo a su paso de 20 meses en la Secretaría de gobierno, sino que su propuesta sobre el tema es “vigilar” a la Policía.

“En este gobierno tendremos una policía vigilada, en donde se recompense a quienes actúan bien y se castigue a quienes dañen a nuestra gente”, resumió el equipo de campaña de Herrera Tello en sus redes sociales.
 
Sin embargo, él mismo no quiso vigilar la actuación de su Policía cuando era Alcalde de Zitácuaro, periodo en el que se registró la muerte de detenidos, el secuestro de policías municipales que responsabilizaron a sus mandos, comenzando por el comisario César Iván Marín Jaimes, detenciones arbitrarias y otros delitos que derivaron en decenas de denuncias y quejas ante Derechos Humanos.

Lejos de castigar a los acusados, Herrera Tello y la Administración de Silvano Aureoles los protegieron y les garantizaron trabajo y nuevos cargos públicos, como es el caso de otro gran señalado de corrupción, Jorge Alvarado Serrato, actual encargado de despacho de la Dirección de Tránsito y Movilidad y alto funcionario de esa dependencia desde que comenzó el gobierno perredista en 2015, cuyas hijas se hicieron funcionarias en el gobierno estatal y municipal de Zitácuaro, con una nueva fortuna familiar que les permite llevar vidas de millonarios.

Herrera Tello también prometió hacer pública la nómina educativa de Michoacán si llega a la gubernatura, y solucionar el conflicto magisterial relacionado, e incluso aseguró que trabajará de la mano con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De nueva cuenta la realidad muestra la incapacidad de Herrera sobre el tema, pues cuando fue secretario de gobierno, de abril de 2019 a noviembre de 2020, fue el periodo con mayores bloqueos a las vías férreas por parte del sector magisterial.

Finalmente fue el Gobierno federal el que resolvió en ese momento el conflicto, que aún está vigente en Michoacán.

Y aunque su padrino político el gobernador Silvano Aureoles se ha cansado de repetir que Michoacán está en crisis económica y a punto del colapso por falta de recursos, Herrera no dudó en prometer dar el “enganche” para que los estudiantes compren computadoras, “la red más grande de guarderías para niñas y niños”, “40 fábricas de empleo para aquellos que quieran abrir o expandir su negocio”, “garantizar el tratamiento a todas las niñas y niños con cáncer. También llevaremos los servicios de salud hasta la puerta del hogar de quien no cuente con ello”.

“Sobra decir que ninguna de las estas acciones las llevó a cabo Herrera Tello cuando ganó por primera vez la alcaldía de Zitácuaro en 2015, ni en su segundo periodo que comenzó en 2018, ni a su paso de 20 meses en la Secretaría de gobierno, de donde Aureoles lo lanzó a la gubernatura de Michoacán, a pesar de no haberle dado

Comentarios