En la región Apatzingán la gente sufre más por el virus de la violencia, la inseguridad y la impunidad que por el COVID-19

En la región Apatzingán la gente sufre más por el virus de la violencia, la inseguridad y la impunidad que por el COVID-19
Publicado 17 de Mayo de 2020 11:41:00 Autor Redacción / Noventa Grados

•    Así como los gobiernos ponen empeño en erradicar la pandemia de COVID-19, deben tomar la decisión de erradicar los demás virus sociales que matan más personas que el coronavirus exhorto del obispo de la Diócesis de Apatzingán Cristóbal Ascencio García.

Apatzingán, Mich., 17 de mayo de 2020.- Este pueblo que peregrina en la Diócesis de Apatzingán, sufre más por otros virus como el de la violencia, la indiferencia, la corrupción, la inseguridad, la impunidad, el cobro de piso, los secuestros, las pugnas de cárteles por los territorios, la quema de vehículos, tan conocidos como forzosamente aceptados y pareciera que para estos al igual que para el COVID-19 tampoco hay vacunas, afirma en una carta pastoral el Obispo de esta Diócesis Cristal Ascencio García.

En el documento firmado por el líder de la grey católica, Monseñor expresa que las personas siguen soportando el flagelo de esos virus letales que han sido opacados por políticas que los han ignorado y hoy, dice el  Obispo, “veo sufrir también por el virus Covid-19, pero creo que sufren más por otros virus que se han venido añejando y ahora el Covid-19 se alza como una cortina de humo, que hoy impide ver los demás virus que siguen flagelando a nuestros pueblos y matan más personas que el mismo coronavirus, pero ya no se ven estos crímenes, ya no son noticia.

De manera concreta el pastor de la iglesia católica menciona que el virus de la violencia, consecuencia de una ambición desmedida de poder y de control del territorio, afecta a esta Diócesis desde hace mucho tiempo e incluso recordó que el ahora extinto Obispo, Miguel Patiño,  lo denunció en varias ocasiones y ahora “Yo lo he externado en distintas cartas, pero por desgracia nunca he visto una respuesta eficiente” y me pregunto ¿será posible que dejemos morir nuestros pueblos por estrangulamiento de virus letal o será suficiente el preocuparnos por el Covid-19?.

Estamos viviendo tiempos difíciles asevero, tiempos de conflicto, de incertidumbre, de dolor, de pena y de desaliento y las autoridades se perciben rebasadas por la situación, el crimen organizado como dueño del territorio, gobernando a través del miedo y del despojo, de la amenaza y de las balas, la población esta asediada, acorralada, resignada y sin esperanza
Creo que sólo estando aquí, se logrará entender el porqué, por más miedo que se intenta hacer llegar a las mentes y a los corazones por la pandemia del COVID-19, en esta tierra no se ha logrado tanto ese objetivo porque aquí se vive en una situación de riesgo constante, de tal manera que el «quédate en casa» se ha vivido y se vive de una manera muy relativa en esta región.

Así pues, tras exhortar a sacerdotes y religiosas a ser agentes de esperanza y del anuncio de la buena nueva del evangelio de la vida, la paz y la reconciliación, el Obispo de Apatzingán, hizo un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno a que no olviden que el pueblo les eligió para ser servidores del mismo y en estos momentos de crisis sanitaria busquen estrategias en bien de la población en general porque toda vida es digna de ser cuidada desde el momento de la concepción hasta el momento de la muerte natural y que así como se pone empeño en erradicar la pandemia de COVID-19 tomen la decisión de erradicar los demás virus sociales que matan más personas que el coronavirus.

Comentarios