Los grandes Estadístas de México, quién lo diría - Noventa Grados - Noticias de México y el Mundo

Los grandes Estadístas de México, quién lo diría

21 de Mayo de 2020 a las 09:34:00 | Por:Rubén Sandoval Aguiar / Noventa Grados

Morelia, Mich., 21 de mayo de 2020.- Durante décadas en México, la oposición al llamado “partido oficial, hegemónico y/o único de estado”, ha enarbolado un discurso cuyo argumento central se basa en que el PRI, ha sido un partido con una historia de 90 años de corrupción, de actitudes dictatoriales, represoras y antidemocráticas que ha llevado a cabo desde su nacimiento como PNR en el año de 1929 de la mano de Plutarco Elías Calles, hasta nuestros días.

Esa discursiva de la oposición, tuvo desde luego cierto grado de razón, porque en efecto, bajo el mandato del PRI, hubo períodos y figuras altamente represoras, intolerantes, corruptas y hasta perversas si se quiere, corrupción que se evidenció con mayor claridad en los últimos años bajo el mandato de Enrique Peña Nieto.

Estas prácticas antidemocráticas, fueron constantemente denunciadas por muchos personajes contrarios al régimen, entre ellos Manuel Clouthier, Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo y por supuesto el ahora Presidente Andrés Manuel López Obrador, que en los últimos años como militante de oposición, estigmatizó reiteradamente al PRI, como el partido más corrupto de la historia del país, con un pasado negro de más de 80 años en ese entonces, de causar daño a México, compuesto por una banda de ladrones, saqueadores, “algo muy parecido a una mafia” 

Por lo anterior, llama la atención que en días recientes, durante una de sus conferencias “mañaneras” el Presidente Andrés Manuel, al intentar justificar las nuevas reglas de su gobierno para la entrada en operación de las llamadas plantas de energía limpia, haya hecho referencia a una carta que el ex presidente Adolfo López Mateos, dirigió al pueblo de México durante el acto de nacionalización de la industria eléctrica en el mes de septiembre de 1960, en donde el ex mandatario sensiblemente señala: “Pueblo de México. Les devuelvo la energía eléctrica, que es de la exclusiva propiedad de la Nación, pero no se confíen porque en años futuros algunos malos mexicanos identificados con las peores causas del país intentarán por medios sutiles entregar de nuevo el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas extranjeros… Ni un paso atrás, fue la consigna de Don Lázaro Cárdenas del Río, al nacionalizar nuestro petróleo. Hoy le tocó por fortuna a la energía eléctrica”

Ahora, el Presidente Obrador de alguna manera ha cerrado la puerta a las inversiones extranjeras y la corrupción en el sector energético, de la mano de su Secretaria de Energía Rocío Nahle y seguramente su flamante y muy cuestionado director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Manuel Barlett Díaz, quien dicho sea de paso, fue una pieza clave del priismo al que tanto se ha criticado, argumentando el perjuicio que en su concepto ha significado para México la corrupción y el influyentísimo de la industria eléctrica, explicando que ésta decisión es un acto para reencauzar la vida pública de México como lo hicieran en el pasado Lázaro Cárdenas del Río y Adolfo López Mateos.

En ese contexto, han surgido ahora opiniones de muchos seguidores del presidente, y gente que siempre se dijo de izquierda, con discursos totalmente contrarios a los argumentos vertidos en otras épocas, y han pasado de señalar a un PRI con un historial de 90 años de corrupción, de autoritarismo, lleno de personajes traidores a la Patria, con el ADN de la corrupción y la impunidad incrustados en sus venas, a referir ahora que en el PRI hubo grandes estadistas que llevaron a cabo actos trascendentales en beneficio de la Nación, con una doctrina emanada del nacionalismo revolucionario, exaltando ahora, porque en efecto lo merecen, al Gral. Lázaro Cárdenas del Río y al Lic. Adolfo López Mateos, quienes actuaban dicen hoy los simpatizantes del Presiente, acorde a los principios de la Revolución, y que en todo caso, fue a partir de la época de López Portillo o de Miguel de la Madrid, que el PRI desvió su rumbo durante los últimos 40 años, ver para creer.

Veremos más tarde, si al Presidente Andrés Manuel, no se le ocurre citar como referencia a Jesús Reyes Heroles, Enrique González Pedrero, Carlos A. Madrazo, o Jaime Torres Bodet, quienes fueron destacados personajes del régimen priista, o quizá vuelva a citar como referente a algún otro ex presidente priista de la llamada épocas del nacionalismo revolucionario o del periodo del desarrollo estabilizador, y decidan sus seguidores más fieles cambiar nuevamente sus argumentos para congraciarse con el titular del Ejecutivo. 

Está claro que no es lo mismo criticar que gobernar, y que las manifestaciones genéricas y maniqueas de un PRI de 90 años de entera corrupción y actos únicamente nugatorios y lesivos para el interés público, queda en tela de juicio con la cita del propio Presidente López Obrador exaltando al ex presidente López Mateos, y con un análisis más serio y objetivo de la génesis y desarrollo de los partidos políticos en México, ya que en efecto, el PRI duró décadas enteras en el poder con personajes siniestros como Arturo “El Negro Durazo” y Salinas de Gortari, periodos y prácticas profundamente antidemocráticas, con políticas persecutorias, desapariciones forzadas y decisiones terribles como la masacre estudiantil de 1968. Por otro lado el mismo PRI tuvo periodos, acciones y personajes de alto valor, claro está que por ser el partido más longevo en activo, ha sido mayormente criticado y ha sufrido un desgaste natural, cometiendo numéricamente más errores a lo largo de las distintas administraciones, pero esto no es exclusivo del Partido Revolucionario Institucional, sino de un sistema de partidos e individuos corruptos, ya que tanto el PAN, como el PRD, el Partido Verde Ecologista, que de ecologista no tiene más que su denominación, Movimiento Ciudadano y ahora MORENA, todos sin excepción han ejercido el poder en el ámbito federal o los gobiernos y congresos locales, y salvo honrosas excepciones, algunos más y otros menos, han mostrado las mismas prácticas corruptas y antidemocráticas que tanto criticaban, en ocasiones corregidas y aumentadas.

Respecto de la decisión tomada por el Presidente en el área energética, más allá de las especulaciones fatalistas y malos augurios, veremos a fututo, cuáles serán las verdaderas repercusiones económicas y sociales, lo cierto es que la corrupción, los negocios familiares y rapiña de los intereses extranjeros siempre han tenido sus ojos puestos en los recursos naturales y estratégicos de México.

 

 

Comentarios
Más leidas
Más importantes

Noventa Grados Radio
Últimas noticias