Buenas faenas de Paco Vargas y Ricardo Campos en la Monumental de Morelia - Noventa Grados - Noticias de México y el Mundo

Buenas faenas de Paco Vargas y Ricardo Campos en la Monumental de Morelia

16 de Noviembre de 2019 a las 23:08:00 | Por:Óscar Tapia Campos / Noventa Grados

Morelia, Mich., a 16 de noviembre del 2019. - En tarde nublada y un viento helado que poco a poco nos clavó sus timbuques de plata en la espalda, Ricardo Campos realizó la mejor faena de la tarde de aficionados prácticos en la Monumental de Morelia ante un público enteramente familiar. A su vez el aspirante Paco Vargas dejó ver grandes avances en su trasteo y dio vuelta al ruedo.

El discípulo de Octavio Castro el Santanero, Paco Vargas, se condujo con serenidad, garbo y deseos de agradar ante un cornúpeta de San Maximiano al que le anduvo en la cara y le dibujó algunos pases de mucho sabor y dos tandas de muleta que le fueron jaleadas sonoramente en las tribunas.

Fue una tarde de altibajos, en la que Ricardo Campos corrió con la mejor de las suertes porque le salió de toriles un novillo noble de Huichapan, claro de embestida y de buen recorrido al que le pintureó adornos muy toreros con capote y muleta, pero perdió con el acero la oreja que tenía ganada.

Abrió plaza Alicho Pérez con una larga en la boca del túnel de toriles de donde le salió un costal de mañas de Queriapacherán, el que en dos ocasiones trajo a mal traer al discípulo de Héctor Berber el Árabe, quien nunca le encontró la cuadratura al circulo y tuvo que abreviar con el simulacro de estocada.

Leonardo Cíntora se vio como siempre, con disposición y sentimiento en busca del triunfo, ante un becerro de Huichapan que traía lo suyo. El aficionado práctico moreliano cubrió los tres tercios de buena manera. Se gustó y conectó con el respetable, pero falló con el acero.

Luis Fernando Guerrero, ante un eral de Huichapan, logró buenos muletazos que calaron hondó en las tribunas. Se esforzó y tuvo momentos plausibles, pero no pudo aprovechar plenamente las buenas condiciones del castaño claro.

A Víctor Rodríguez el Arquitecto le tocó lo peor de la tarde. De las corraletas le salió un eral de San Maximiano rajado , sin ni un pase, y con mucho sentido. El pundonoroso aficionado práctico lo tuvo que corretear por todo el redondel. En ese afán de agradar se llevó tremenda voltereta, afortunadamente sin consecuencias. Se puso pesado con el metal. Así sea.

Comentarios
Más leidas
Más importantes

Noventa Grados Radio
Últimas noticias