Autodefensas renacen de la mano del crimen organizado en Michoacán, a 8 años de su surgimiento

Autodefensas renacen de la mano del crimen organizado en Michoacán, a 8 años de su surgimiento
Publicado 23 de Febrero de 2021 23:48:00 Autor Redacción / Noventa Grados

Morelia, Mich., a 23 de febrero del 2021.- El 24 de febrero se cumplen 8 años de la primera aparición pública de los grupos de autodefensa, movimiento civil que nació en la Tierra Caliente michoacana contra los abusos de Los Caballeros Templarios, amparados por la corrupción de las autoridades de los tres órdenes de Gobierno; sin embargo, el movimiento que inspiró a nivel mundial, fue infiltrado y en la actualidad, el crimen organizado mueve los hilos de las autodefensas en la Tierra caliente de Michoacán.

La comunidad Felipe Carrillo Puerto “La Ruana”, en Buenavista, así como Tepalcatepec, fueron los primeros municipios en los que sus habitantes se alzaron en armas contra Los Caballeros Templarios, iniciando así un movimiento que tendría alcance internacional.

A lo largo de todo un año, encabezados por Hipólito Mora, Estanislao Beltrán “Papá Pitufo” y José Manuel Mireles Valverde, entre otros, las autodefensas expulsaron a los criminales y avanzaron con decisión, llamando la atención de la prensa internacional y del Gobierno mexicano, este último que se decidió a terminar con el movimiento a toda costa.

Fue así que en enero de 2014 se instaló en Michoacán la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, al frente de la cual el presidente Enrique Peña Nieto designó a Alfredo Castillo Cervantes, que llegó a remplazar a las autoridades locales.

Encarcelando a los líderes de las autodefensas, luego de enfrentamientos entre civiles y autoridades y con un programa para hacer policías a los pobladores en armas, un año después de su llegada, Alfredo Castillo se iba del estado.

En 2015 Silvano Aureoles Conejo asumía a gubernatura y en 2016 anunciaba el fin de las autodefensas.

Desintegrado el movimiento armado y con el PRD regresando nuevamente al olvido a la Tierra Caliente, los grupos criminales que emanaron de la desintegración de los Caballeros Templarios aprovecharon el desorden gubernamental para apoderarse de las prácticas de las autodefensas y haciéndose pasar como ciudadanos, consolidaron sus redes criminales.

Por varios años las autodefensas corrompidas protagonizaron secuestros, asesinatos, extorsiones, desapariciones, robos y saqueos, así como constantes humillaciones a las fuerzas armadas, que ocasionalmente llamaban la atención de los medios nacionales y la prensa internacional, pero nada de esto bastó para que el gobierno estatal hiciera algo al respecto.

Es ahora que el Cártel Jalisco Nueva Generación amenaza Tepalcatepec y Buenavista, para cobrar una traición de los cárteles michoacanos, que de nueva cuenta suena con fuerza el nombre de las autodefensas, que pasaron de defender a sus pueblos del crimen organizado, a defender a los delincuentes locales de sus rivales y de la propia autoridad.

Con una estrategia de desinformación, los civiles que ostentan rifles de grueso calibre, ropa de marcas de lujo, celulares de 30 mil pesos, camionetas último modelo, camiones blindados y fusiles calibre 50, todo a su disposición para proteger a los cárteles michoacanos, se han vendido como autodefensas, pidiendo la ayuda del gobierno federal contra sus enemigos.

A 8 años de levantamiento de las autodefensas en Michoacán, la desintegración del movimiento por el Gobierno de Enrique Peña Nieto, la tolerancia de la Administración de Silvano Aureoles Conejo al crimen organizado y la guerra de cárteles en Michoacán, la entidad ya está viendo legítimos alzamientos de los ciudadanos hartos de la delincuencia y la corrupción de sus autoridades, tal y como se ha visto en municipios como Zitácuaro, que utilizado para las ambiciones políticas de Silvano Aureoles Conejo, que hizo candidato a gobernador a su alcalde Carlos Herrera Tello, dejó a su camarilla en el gobierno local y el crimen organizado entró al municipio, siendo enfrentado con las armas por los pobladores organizados, mientras el gobierno estatal oculta la realidad de lo que allí pasa.
 

Comentarios