Sergio Villareal: “El Grande” de Los Beltrán Leyva, en libertad - Noventa Grados - Noticias de México y el Mundo

Sergio Villareal: “El Grande” de Los Beltrán Leyva, en libertad

13 de Enero de 2020 a las 12:58:00 | Por:Redacción / Noventa Grados

Ciudad de México, a 13 de enero del 2020.- El pasado mes de diciembre quedó en libertad Sergio Villareal Barragán, “El Grande”, uno de los máximos líderes del Cártel de los Beltrán Leyva, que pase a todos sus crímenes (al menos 90 asesinatos, tráfico de drogas y lavado de dinero), logró negociar con Estados Unidos una condena menor a los 8 años de cárcel. 

Villareal Barragán fue policía judicial en el estado de Coahuila y agente federal en la entonces Procuraduría General de la República en los 90, de donde pasó al mundo el narcotráfico.

Nacido en Torreón, Coahuila, el 21 de septiembre de 1969, comenzó su carrera criminal como ladrón de coches, en ese estado, y en 1990, fue admitido en la Policía Judicial estatal.

Años después, en 1993, Sergio Villareal fue admitido en la Policía Federal y destacamentado en Nuevo Laredo y luego en Reynosa, Tamaulipas, donde trabajó hasta 1996.

Fue en su periodo en la Policía Federal, que estableció una relación con el Cártel de Juárez y adoptó su apodo: “El Grande”, debido a su peso (115 kilos) y estatura (1.98 metros). Tras la muerte de Amado Carrillo en 1997, Villareal quedó como jefe de una célula del Cártel de Juárez que operaba en Coahuila, Durango y Chihuahua, quedándose con el control de la plaza en los primeros dos estados, tras la captura de su socio “El Chacky”.

Según la entonces PGR, El Grande trabajaba bajo el amparo del subprocurador Humberto Reséndiz, y tenía a su servicio a las policías municipales de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo.

En el año 2006, con una amplia experiencia en el tráfico de cocaína a los estados y las redes del narcotráfico, Villareal Barragán fue reclutado por Arturo Beltrán.

Un año después, las cabezas de un par de empleados de Jet Service, una empresa de almacenamiento de carga aérea, aparecieron en la Ciudad de México: Los trabajadores perdieron un cargamento con media tonelada de cocaína y Sergio Villareal fue el encargado de cobrarlas. Un hecho parecido nunca se había registrado así en la moderna capital del país.

Cuando Arturo fue abatido por la Marina, Héctor Beltrán ordenó al Grande que aniquilara a Édgar Valdez Villarreal “La Barbie”, a quien acusaban de haber traicionado al capo. 

Fue así que el cártel de Los Beltrán Leyva se dividió en dos, una facción liderada por Edgar Valdez y José Gerardo Álvarez-Vázquez, alias “El Indio” o “El Chayán”, y otra dirigida por Héctor Beltrán y su lugarteniente, El Grande.

La Barbie tras su captura en agosto de 2010, involucró al Grande en el asesinato de los agentes federales: Edgar Millán, Omar Ramírez, Roberto Velasco, Igor Labastida y Edgar Bayardo.

Por su parte, las autoridades de estados Unidos en junio de 2010 ficharon a Sergio Villareal por delitos de narcotráfico y lavado de dinero, mientras que las autoridades mexicanas ofrecían 30 millones de pesos por su captura.

Finalmente fue arrestado en el estado de Puebla, el 12 de septiembre de 2010, y extraditado el 23 de mayo de 2012.

Confesó haber secuestrado, torturado y descuartizado al menos a 90 personas en el estado de Morelos, bajo las órdenes de Arturo Beltrán.

Una fuerte colaboración con los Estados Unidos, delatando a ex socios y rivales, bajo el nombre clave “Mateo”, le permitió quedar en libertad el pasado mes de diciembre, y su pista se perdió en la ciudad de Houston.
 

Comentarios
Más leidas
Más importantes

Noventa Grados Radio
Últimas noticias