A cuatro semanas del asesinato del Director de la Policía de Zamora, cercano al Secretario de Gobierno, ni detenidos ni avances

Publicado el 10 de Julio de 2020 a las 21:20:00 | Por: Redacción / Noventa Grados |

Morelia, Mich., a 10 de julio del 2020.- Han pasado más de cuatro semanas del asesinato del director de la Policía Municipal de Zamora, César Iván Marín Jaimes, y de un comandante operativo de esa corporación, sin que se haya reportado un solo avance de la investigación; pese a su cercanía con el secretario de Gobierno de Michoacán, Carlos Herrera Tello -que protegió a Marín Jaimes cuando era comisario en Zitácuaro en escándalos como la muerte de detenidos y lo ayudó a mantenerse en cargos policiacos hasta terminar en Zamora- el caso está estancado.

La tarde del miércoles 17 de junio, César Iván Marín Jaimes y el comandante del Grupo de Reacción Antonio del Moral Padilla, fueron localizados muertos en Churintzio.

El mando policiaco yacía en el asiento del copiloto de un Volkswagen Jetta, rojo, con varios impactos de bala y dos pistolas en el asiento del conductor. En la banca trasera iba Antonio del Moral Padilla, también acribillado.

Ambos circulaban de Zamora con rumbo a Morelia, siendo hallados sin vida a un costado de la carretera, en Churintzio.

César Iván Marín Jaimes asumió la Dirección de Seguridad Pública de Zitácuaro el 22 de enero de 2016, impulsado por el hoy secretario de gobierno estatal Carlos Herrera Tello, quien era alcalde desde el 1 de septiembre de 2015. Cuatro meses después, Marín Jaimes fue depuesto.

Ello, pues en un periodo menor a dos meses se registraron dos muertes en el área de Barandilla: la primera, el 9 de abril de 2016, cuando un detenido murió “ahogado con su propio vómito”, de acuerdo con la versión oficial; la segunda muerte se presentó a finales de mayo, cuando un limpia parabrisas se “suicidó” con su propia camisa.

Del primer caso, trascendió que desde su detención y hasta su entrada a Barandilla, el hombre fue golpeado por policías municipales, lo que le ocasionó la muerte, mientras que en el segundo caso investigaciones de la Fiscalía Regional arrojaron que la víctima fue torturada y golpeada hasta la muerte por policías, quienes simularon un suicidio. Por este último caso los zitacuarenses salieron a las calles exigiendo justicia, siendo detenidos dos policías e investigados cinco más.

Días después Marín Jaimes fue separado del cargo, pero no por esos crímenes, sino por motivos de reestructura interna, argumentó el alcalde Herrera Tello.

Pero allí no acabó la carrera de César Iván, sino que protegido por el hoy Secretario de Gobierno de Michoacán, regresó al cargo 8 meses después, en medio de protestas del Cabildo local que meses atrás había celebrado la salida del mando policiaco.

Luego se supo que durante su ausencia de Zitácuaro, de forma extremadamente discreta Marín Jaimes fue nombrado Director de Seguridad Pública de Tangamandapio, de lo cual queda constancia solo por las facturas que el susodicho entregó al Ayuntamiento para que le reembolsaran gastos por viáticos.

Una vez reinstalado en Zitácuaro, el 17 de enero de 2017, César Iván continuó haciendo de las suyas: el 22 de octubre de ese año, cuatro policías municipales, entre ellos una agente embarazada, fueron mandados a Morelia para tomar un supuesto curso de 5 días sobre “Control de multitud y restauración del orden público”, en la Unidad de Restablecimiento del Orden Público (UROP), pero en realidad fueron engañados y retenidos contra su voluntad, además de incriminados por extorsión.

El 30 de enero del 2018, César Iván Marín Jaimes fue relevado del cargo como parte de una rotación realizada en la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán.

El secretario del Ayuntamiento, Santiago Jiménez Baca, reconoció la labor realizada por Marín Jaimes y a nombre del alcalde, Carlos Herrera Tello, agradeció las acciones en materia de seguridad realizadas en el municipio durante su estancia en el mismo.

El 8 de febrero de ese año, Marín Jaimes fue designado Director de Seguridad Pública Municipal en Lázaro Cárdenas. El 30 de septiembre, los agentes a su cargo protestaron por su ratificación en el cargo por parte de la nueva alcaldesa de Morena, María Itzé Camacho Zapiaín, acusándolo de maltratos, acoso y amenazas. El 22 de octubre fue sustituido.

Ya en el 2019, de forma sumamente discreta, Marín Jaimes se incorporó como Subdirector a la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Zamora, donde mantuvo un perfil muy bajo hasta el lunes 27 de mayo, en que el gobernador Silvano Aureoles y el secretario de gobierno Herrera Tello acudieron a su nombramiento como Director de la Policía Municipal.

Pese a su negro historial, conocido de primera mano por el hoy secretario de Gobierno Carlos Herrera Tello, César Iván Marín Jaimes asumió la Dirección de Seguridad Pública de Zamora y meses después incorporó a David Alejando Olmos Esquivel como subdirector, aunque también fue denunciado por la desaparición y privación ilegal de la libertad de cuatro agentes del municipio de Zitácuaro.

Comentarios
Más leidas
Más importantes

Noventa Grados Radio