Extitular de Tránsito, protegido de Silvano, sigue cobrando extorsiones de sus funcionarios que dejó en la dependencia

Extitular de Tránsito, protegido de Silvano, sigue cobrando extorsiones de sus funcionarios que dejó en la dependencia
Publicado 24 de Octubre de 2021 21:10:00 Autor Redacción / Noventa Grados

Morelia, Mich., a 24 de octubre de 2021.- En un acto de lealtad ciega y absoluta a quien los protegió y dio impunidad usando su cercanía con el exgobernador Silvano Aureoles Conejo y el excandidato Carlos Herrera Tello, fue captado el encargado del área de peritos de Tránsito del estado, Arturo Sedano “El Pollo”, entregando lo que sería una fuerte suma de dinero en efectivo a Jorge Alvarado Serrato, extitular de esa dependencia, producto del esquema de corrupción que Alvarado construyó y del que son víctimas tanto conductores como los propios elementos, que tienen que pagar cuotas hasta para que les asignen patrullas para trabajar.

Fotografía muestran a Arturo Sedano “El Pollo” reuniéndose discretamente con Jorge Alvarado en una calle de la ciudad de Morelia.

Las gráficas muestran que Jorge Alvarado se acerca a un auto Volkswagen Jetta, color arena, donde ya lo espera el encargado de peritos de Tránsito, y luego de un breve intercambio de palabras, Jorge Alvarado se aleja del sitio con un paquete en las manos.

Jorge Alvarado y su familia fueron protegidos por Silvano Aureoles desde el primer mes de sexenio del perredista, quien junto con Carlos Herrera Tello les garantizó puestos en cargos municipales y estatales, que les permitieron vivir una vida de lujos con apuestas en Las Vegas, viajes a Nueva York, Chicago y hasta los más exóticos Jordania o Egipto, además de otros destinos en Europa y Latinoamérica.

En Tránsito del estado, Jorge Alvarado fue señalado de construir una red de corrupción con beneficios mensuales estimados en 500 mil pesos, que incluyeron la venta de las Delegaciones de Tránsito al mejor postor y el posterior cobro de renta por estos cargos, además de cuotas a los agentes para que les asignaran vehículos para trabajar, de dinero recaudado de extorsiones a conductores y de vehículos remitidos al corralón.

Aunque Jorge Alvarado fue despedido a la llegada de la nueva Administración estatal, dejó en Tránsito y Movilidad su granja de corrupción, a cargo de personajes con apodos como El Cobrita, El Pollo, El Pato y El Huevo, quienes ocupan cargos claves en esa dependencia y, como muestran las fotos, siguen reportando a Jorge Alvarado los beneficios de la red de corrupción que allí construyó.
 

Comentarios