Conceptualizando la educación: Javier Irepan Hacha

Publicado el 28 de Julio de 2020 a las 14:21:00 | Por: Javier Irepan Hacha / Noventa Grados |

Morelia, Michoacán, a 28 de julio del 2020.- Debo iniciar esta participación, agradeciendo los comentarios recibidos y valorando las sugerencias realizadas por parte de quienes desde diferentes lugares nos escriben, hoy particularmente voy a intentar dar respuesta o por lo menos abrir las posibilidades, en relación con el cuestionamiento que nos realizan, en torno a ¿Qué es la educación?

Reitero que, no resulta sencillo responder, porque podría expresar solo una generalidad y porque sería limitado solo significar la palabra, más bien se trata de buscar perspectivas que nos ayuden a entender y conceptualizar la educación, de analizar visiones en torno a los procesos educativos, de hacer una revisión que nos permita construir criterios de entendimiento, que permitan entender de manera más adecuada los procesos educativos.

En nuestro país, como una mera formalidad, se manifiesta como un objetivo general de la educación, la formación integral del hombre. Aunque es notorio que existe una falta de vinculación entre este objetivo establecido y las propuestas curriculares que se han desarrollado para estos efectos, sobre todo, en lo concerniente con la educación humanista, social y artística.

En menester señalar que, desde hace muchos años se ha incorporado este objetivo general de formar integralmente al hombre, pero también hay que señalar que, no se ha logrado conformar un proyecto integral de educación que responda a este propósito, que transforme las aspiraciones de la sociedad, yo diría los sueños de esta, en una realidad desde la formación.

Así lo que se refleja es una falta de vinculación entre la concepción ontológica sobre la formación del hombre, expresada en los objetivos más generales de la educación en México, y las propuestas educativas que se desarrollan en los diferentes niveles de formación del individuo. Y esta es una problemática que prevalece desde hace mucho tiempo y que se ha agudizado en lo últimos años y que no deja de ser una preocupación constante en la educación.

Aún desde la ilustración, cuando se logra imponer la razón como fundamento supremo de las decisiones humanas, considerando los sentimientos y las percepciones como fuente de conocimiento y de aprehensión de la realidad, estas son relegadas, lo importante es que se mantiene vigente para muchos pensadores la importancia de desarrollar estos elementos constitutivos de la esencia humana.

La inquietud, pues, por educar integralmente al hombre y la certeza de su importancia es muy vieja, es una reflexión que se manifiesta desde la antigüedad, aunque en algunos momentos históricos aparece con mayor fuerza, como es el caso del movimiento cultural y social conocido como el romanticismo, en el que los planteamientos de una formación verdaderamente humana e integral cobran una gran importancia

Es realmente importante asumir que, la educación se propone ante todo la superación de la escisión en el interior del hombre, ésta, es una de las funciones de la educación que más ennoblecen la actividad pedagógica, que resulta consustancial a la naturaleza de los seres humanos, pero que no es, de ninguna manera, única. Existe otra función igualmente importante que tiene que ver con la formación de habilidades y conocimientos para poder desarrollarlos, en los procesos de producción de bienes y servicios necesarios, para satisfacer necesidades que pueden ser espirituales o materiales.

Esta es una discusión que se construye y se reconstruye cada día y de la que habremos de seguir dando cuenta, en este espacio, muchas gracias.

Comentarios
Más leidas
Más importantes

Noventa Grados Radio