En el marco del día del niño, estudios internacionales reflejan que el confinamiento ha repercutido en los niños

En el marco del día del niño, estudios internacionales reflejan que el confinamiento ha repercutido en los niños
En el marco del día del niño, estudios internacionales reflejan que el confinamiento ha repercutido en los niños
Publicado 30 de Abril de 2021 09:53:00 Autor Karla Ayala / Noventa Grados

Morelia, Mich; a 30 de abril del 2021.- Más de un año, los niños del mundo no han podido interactuar socialmente, algunos porque sus padres se resguardaron de la pandemia para no infectarse; otros porque por la situación económica de sus familias han impedido realizar actividades recreativas, lo que sí es cierto, que los efectos del encierro cada día son más notables.

De acuerdo con un informe de la UNICEF, la institución aseguró que la crisis económica afecta a niños y adolescentes. En México, en el 71 por ciento de los hogares se redujeron en julio respecto a lo que percibían antes de la pandemia, lo cual tiene un impacto directo a otros derechos de la niñez y adolescencia.

Además, por la pandemia uno de cada seis niños y adolescentes no pudo tomar clases durante el cierre del ciclo escolar 2019-2020, debido a la falta de acceso a internet, a un televisor o que no haya una persona que les pueda apoyar a las actividades educativas.

En cuanto a la salud mental y emocional, los miembros de la familia que están confinados están estresados y con altos niveles de ansiedad, lo cual ocasiona más violencia para los niños, alrededor del 35 por ciento de las personas en hogares con niños presentó síntomas de ansiedad.

Las recomendaciones de la UNICEF son:

1. Ordena tu entorno y organiza tu día para que no pierdas la noción del tiempo.

Pon horarios para ver películas, llamar a tus amigos, hacer tus tareas de la escuela, hacer ejercicio y otras actividades que te gusten.

Mantener tu cuarto limpio y ordenado, ver una película, leer un libro, dibujar, hacer videos o hacer ejercicio físico desde casa, son formas de desahogarte, sentirte más tranquilo y de encontrar un equilibrio en tu vida diaria.

2. Reconoce tus emociones y no las reprimas.

Es normal sentir miedo o ansiedad ante esta pandemia. El miedo es una función normal y hasta saludable que nos alerta de los peligros y nos ayuda a tomar decisiones para protegernos, por ejemplo, en este momento te ayuda a tomar la decisión de no reunirte con otras personas, de lavarte las manos y no tocarte la cara. Esto te ayuda no sólo a cuidar de ti mismo, sino de los demás.

También es normal que sientas frustración por no poder salir a la calle o tristeza porque extrañas a tus amigos.

¿Cuál es la mejor forma de hacer frente a esos sentimientos? Sintiéndolos.

Lo único que se puede hacer con un sentimiento doloroso es aceptarlo. Permítete estar triste porque si te permites sentir la tristeza, tus sentimientos fluyen y llegará más rápido el momento en que comiences a sentirte mejor.

4. Piensa formas para estar en contacto con tus amigos.

Los y las amigos son súper importantes para los adolescentes, si quieres pasar tiempo ellos a la vez que practicas el distanciamiento físico, las redes sociales son un excelente modo de mantenerte en contacto.

Te recomendamos que inventes formas creativas para convivir, por ejemplo, creando una playlist que te haga sentir feliz y compártela, pónganse de acuerdo en ver una película y coméntenla después por WhatsApp, hagan retos en Tik Tok, etc.

También recuerda no estar pegado todo el día al celular o a las redes sociales. No es saludable y puede hacer que aumente tu ansiedad y sentimiento de aburrimiento.

5. Sigue aprendiendo.

En una situación como la creada por el COVID-19, es muy útil dividir el problema en dos categorías: aquello que puedes cambiar y aquello que no puedes cambiar. No podemos cambiar la indicación de quedarnos en casa, pero sí puedes encontrar formas para distraerte.

Algunas ideas son leer libros, escuchar audiolibros, visitar un museo en línea, tomar cursos de idiomas en internet.

5. Sigue aprendiendo.

En una situación como la creada por el COVID-19, es muy útil dividir el problema en dos categorías: aquello que puedes cambiar y aquello que no puedes cambiar. No podemos cambiar la indicación de quedarnos en casa, pero sí puedes encontrar formas para distraerte.

Algunas ideas son leer libros, escuchar audiolibros, visitar un museo en línea, tomar cursos de idiomas en internet.

6. Haz deporte

7. Escucha música alegre

8. Aprovecha oportunidades

9. Se parte de las soluciones

10. Se amable con los demás

Comentarios