La indiscutible genialidad del señor López mago del engaño y la manipulación

Publicado el 13 de Febrero de 2020 a las 08:15:00 | Por: Óscar Tapia Campos / Noventa Grados |

Morelia, Mich., a 13 de febrero del 2020.El señor López es un mago del engaño y la manipulación, un maestro de la distracción y el chantaje, un genio de la polarización y el desprestigio.

Sus mañaneras están constituidas en la gran vitrina de todas sus diatribas, en el escenario de sus hipnotismos, en una especie de templo de adoctrinamiento y juicio sumario, en el paralelo de la descalificación y el ensalzamiento.
Es, claro que lo es, el dueño de la apariencia, el gran creador de verdades absolutistas (que no absolutas) y de manera superlativa el adiestrador de cerebros elementales.
Por eso diariamente acrecienta el fanatismo en muchos de sus clientes, que no fieles, porque la mayoría de quienes creen en él son pescados de los anzuelos clientelares lanzados a las aguas del anónimo colectivo por sus subordinados y propagandistas.
En muchísimos casos pueden más 2600 pesos bimestrales que ciertos coeficientes intelectuales y equilibrios mentales. Eso hay que reconocérselo sin recelos al señor López, aunque no hay ni un solo motivo para aplaudirlo.
Lo sorprendente, al menos para mí, es que todo lo logra con frases trilladas, lugares comunes y juegos de palabras sin solidez ni sustento. Pongo por ejemplo la supuesta venta del avión y el supuesto rescate de 2000 millones de pesos y la supuesta entrega que le hizo la fiscalía para pagar la irrealizable rifa de la aeronave que ni siquiera pertenece a México.
Un alto porcentaje de la clientela de los 2600 pesos, y muchos de los familiares de éstos, así como un gran número de los ninis que reciben beca por no estudiar ni trabajar, repiten como pericos lo mismo que el señor López dice diariamente, y aunque él lo hace como estrategia, sus clientes pronuncian todo eso como si se tratara de juicios sesudos y exposiciones políticas de gran calado.
Incluso, esa clientela expresa a voz en cuello los adjetivos y las falacias que ha escuchado en contra de actores públicos que han fincado sus reconocimientos y prestigios por el profesionalismo que imprimen en el ejercicio de su quehacer diario, y eso sin que los repetidores sepan ni pío de lo que hablan.
Y lo mismo que el señor López, en vez de dar argumentos, probar lo que dicen y responder con datos reales y/o ejemplos fehacientes, atacan y adjetivan de la misma manera y con las misma palabras que lo hace el eterno candidato que no se ha enterado que ya es gobierno.
Mientras todo eso provoca el señor López con su genial talento para hipnotizar y adiestrar a ciertos sectores de nuestra gran sociedad mexicana, la economía decrece al .5 por ciento, se empodera la delincuencia como nunca había sucedido, se pone a todo el territorio nacional como el anunciado muro del señor Trump, el peso pierde valor adquisitivo de manera estrepitosa, la carestía alcanza índices de los más elevados que hayan sucedido, la corrupción aumenta exponencialmente, se recrudecen las crisis de los sectores salud, educación, cultura, seguridad, turismo y mil etcéteras más.
Y a todo ello, los clientes responden con la endeble seguridad de que dicen verdades absolutas: “López Obrador es un genio”. Y es entonces cuando uno, al menos yo, piensa que sí, que tienen razón, porque es un mago del engaño, un maestro de la distracción, un adiestrador y un hipnotizador genial.
Y también es cuando uno desea estar equivocado en nuestros juicios por lo que vemos que le está sucediendo a nuestro México lindo y querido con la 4T, y nos surge el deseo de que tengan razón sus clientes al decir que el señor López nos lleva hacia buen puerto. Ojalá, pero... Así sea.

Comentarios
Más leidas
Más importantes

Noventa Grados Radio