Aguililla, bastión del Cártel Jalisco Nueva Generación

16 de Julio de 2017 a las 17:23:12 | Por:Sergio Cortés Eslava

Morelia, Mich., 16 de julio de 2017.- El desafío es claro y contundente: el Cártel Jalisco Nueva Generación llegó a Michoacán para quedarse.

A sangre y fuego, al tú por tú con quien sea, Policía Michoacán, Ministerial, marinos, militares, no les importa porque su capacidad de fuego y de movilización es, todo indica, superior al de las instituciones encargadas de salvaguardar el orden.

Y Aguililla es ahora el bastión de este poderoso cártel; las múltiples emboscadas en lo que va del año así lo indican y las armas superiores que usa el crimen organizado, lo confirman.

Una muestra: AK – 47, AR – 15, lanzagranadas, granadas de fragmentación, fusiles antiaéreos Barret 50 milímetros, son las armas comunes que portan ya los integrantes de los diferentes grupos de narcotraficantes que controlan --porque controlan--, las diferentes regiones de Michoacán ante unos cuerpos policiales municipales y estatales, en los hechos, sin mucha preparación en combate.

Uno de los últimos encuentros mortales ocurrió el pasado viernes precisamente en Aguililla, uno de los 113 municipios que integran el estado de Michoacán y que se encuentra localizado al suroeste del estado y aproximadamente 290 kilómetros de la ciudad de Morelia.

Caro costó al gobierno de Michoacán la captura de cinco integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación el pasado 14 de julio allá en el municipio serrano de Aguililla, donde este grupo criminal tiene su base de operaciones.

Horas después de que la Secretaría de Seguridad Pública diera a conocer la aprehensión de los narcos del CJNG, elementos de la Policía Michoacán fueron emboscados con un mortal saldo: dos policías y un sicario fallecidos, así como un policía herido, entre los poblados de El Aguaje y El Charapo, pertenecientes al municipio de Aguililla.

La detención

A través de un comunicado de prensa, el viernes anterior las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) dieron a conocer la detención en Aguililla de cinco personas presuntos miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) a quienes se les aseguró un arsenal y nueve vehículos.

La aprehensión fue realizada durante un operativo interinstitucional en la comunidad El Naranjo Viejo de este municipio, como parte de las acciones que comprende la estrategia de seguridad en la región de Tierra Caliente.

Personal de la Fiscalía Regional, en coordinación con elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Policía Michoacán, al realizar investigaciones en la citada localidad, detectaron nueve vehículos de distintas marcas y a cinco personas que se encontraban en el lugar.

Una vez que se efectuó una revisión, fue localizado el armamento y cartuchos, por lo que se procedió a la captura de los imputados identificados como Crispín Z., Luis Alfredo R., Jesús Alejandro V., Lucas F. y Juan José P.

A los arrestados les fueron aseguradas ocho armas de fuego, 41 cargadores, más de 2 mil cartuchos útiles de diversos calibres, seis granadas, 3.1 kilogramos de marihuana y equipo táctico.

Sin embargo, horas después, aproximadamente a las cuatro de la tarde, efectivos de la Policía Michoacán fueron atacados a balazos cuando circulaban por una brecha ubicada entre los poblados mencionados, a la altura de Naranjo Viejo, en el tramo Apatzingán - Aguililla, en donde dos efectivos policiacos perdieron la vida como resultado de la agresión, la cual fue repelida causando la muerte de un sicario cuya identidad hasta el momento se desconoce.

Tras el ataque, se registró una fuerte movilización por parte de elementos del Ejército Mexicano y de la Policía Estatal, quienes mantuvieron una fuerte presencia en la zona e implementaron un operativo para tratar de dar con los delincuentes.

En el lugar de los hechos fueron localizadas una granada calibre .40 milímetros, así como cartuchos calibre .223 mm y 7.62 mm y una camioneta Toyota doble cabina color guinda con placas JU-31-555 del estado de Jalisco; la patrulla atacada presentó 12 impactos de arma de fuego y más de 100 cartuchos percutidos fueron localizados en el sitio.

Los policías fallecidos respondían en vida a los nombres de Francisco Omar C. E. y Luis Enrique C. D.,  mientras que el agente herido fue identificado como José Antonio M. A. que fue trasladado a un Hospital en Apatzingán para su atención médica.

Los ataques

En lo que va del año, los operativos policiales y militares organizados en Aguililla, han cimbrado a este cártel del crimen organizado pero solo eso porque mantienen su presencia y hegemonía en la región a pesar de los aseguramientos de armas logrados, lo que habla de la capacidad que este grupo tiene para rehacerse de armamento en lo inmediato.

El 15 de febrero, en las inmediaciones de los poblados de Peña Colorada y La Nopalera, municipio de Aguililla, colindantes con Buenavista Tomatlán, se enfrentaron bandas rivales de narcotraficantes; fuerzas militares acudieron al lugar de la refriega y fueron recibidos a balazos pero lograron hacer huir a sus atacantes. En el enfrentamiento participó un helicóptero del Ejército Mexicano.

Tras varios minutos de fuego, los delincuentes se dieron a la fuga y en el sitio del enfrentamiento abandonaron 8 armas largas de diferentes calibres; 40 cargadores, un aditamento lanzagranadas, más de 300 cartuchos útiles y 5 vehículos, todos camionetas de lujo.

El 4 de marzo también en este municipio, las secretarías de la Defensa Nacional y de Seguridad Pública aseguraron diferentes tipos de munición y equipo táctico luego de un operativo realizado con el objetivo de mantener la seguridad en la región.

Como en el mes anterior, las fuerzas federales y estatales acudieron a un llamado de auxilio luego del reporte de una balacera que se habría registrado en Peña Colorada, en el que presuntamente habría fallecido uno de los hermanos Santana, presunto líder del cártel de Los Viagras.

Militares y policías logran asegurar armas, cartuchos, granadas y fornituras.

En ese mismo mes de marzo, el día 13, tras un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad estatales y federales que conforman la Base de Operaciones Mixtas, ocho sujetos son detenidos y se les asegura un fusil Barret calibre 50, otras diez armas largas, granadas de mano y municiones.

El zafarrancho tuvo lugar en la comunidad El Charapo, municipio de Aguililla, cuando elementos de la Policía Michoacán y Ejército Mexicano realizaban un operativo y se encontraron con un convoy de civiles equipados con armas de grueso calibre y explosivos, quienes los atacaron a balazos.

Tras varios minutos de tiroteo, la autoridad logró reducir a los individuos y capturan a 8 de ellos; en el lugar fueron aseguradas 8 armas de grueso, un Barret calibre 50, un arma corta calibre .38 súper y otra chispera, así como 58 cargadores para arma de grueso calibre, un cargador para Barret, dos cargadores de disco para armas de grueso calibre, 8 cargadores para pistola y una granada de mano, además de varios cartuchos útiles de diferentes calibres.

Los detenidos fueron identificados como Reyes B., de 35 años, originario de Tabasco; Juan Manuel H., de 42 años, también de Tabasco; Juan Carlos E., de 22 años, también de Tabasco; Juan Enrique R., de 32 años, originario de Jalisco; Mario P., de 34 años, también de Jalisco; Raymundo M., de 27 años, también de Jalisco; Gonzalo V., de 22 años, también de Jalisco; y Jorge Humberto C., de 32 años, de Zamora, Michoacán, todos ellos quienes fueron trasladados a las instalaciones de la PGR en Morelia.

Ese día, debido al peligro de la llegada de más civiles y bloqueos carreteros, la autoridad dejó abandonadas en el lugar tres camionetas en las cuales se desplazaban los detenidos.

Un día después de este operativo, se sabría que los ocho hombres detenidos eran miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación; en sus declaraciones, confesarían que habían sido enviado a los municipios de Aguililla, Apatzingán, Tepalcatepec, Uruapan, Buenavista, Aquila, Zamora y Lázaro Cárdenas, para fortalecer la presencia en la región de dicho grupo delictivo.

Ese mismo día y como parte de  los operativos y peinados de la zona, la Sedena y la Secretaría de Seguridad Pública aseguraría armamento y equipo táctico ahí mismo en la comunidad de El Charapo: tres armas de fuego, entre éstas un fusil de asalto tipo AK-47, una pistola calibre .38 súper y un revólver calibre .44 Magnum, así como 11 cargadores y 520 cartuchos útiles.

El viernes 24 de marzo se registraría otro enfrentamiento en Aguililla donde tres policías resultarían lesionados luego de ser atacados a balazos por un grupo de narcos.

Los agentes policiales realizaban patrullajes en esa demarcación cuando a la altura de la brecha que conduce a la localidad de Chapula, fueron agredidos a tiros desde la maleza de un cerro, por lo que repelieron la agresión; en estos hechos tres uniformados resultaron con lesiones leves por esquirlas de proyectil de arma de fuego.

Ya en abril, el día 5, personal del Ejército Mexicano y de la Policía Michoacán detuvo en este municipio a nueve presuntos miembros del CJNG con varias armas largas, un lanza granadas y granadas de fragmentación.

Durante el operativo de vigilancia que las autoridades federales y estatales realizaban en esta demarcación a la altura de la localidad de Bonifacio Moreno, se logró la detención de Luis S., Alejandro G., José P., Ronderi T., Arturo F., Juan A., Pablo C., Pablo V., y Francisco L.

A los presuntos implicados se les decomisaron cuatro armas largas AK-47, tres AR-15, un arma hechiza calibre 7.62X39, un lanzagranadas con tres granadas calibre .40mm, y una más de fragmentación, además, 40 cargadores y 800 cartuchos de diversos calibres.


Para más noticias dale Me Gusta a nuestra página

Siguenos en twitter: