Johan Alexis fue considerado el “niño ángel” de la tragedia de Chapecoense

3 de Diciembre de 2016 a las 10:17:00 | Por:Redacción / Noventa Grados

México, DF; 03 de diciembre de 2016..- EL joven Johan Alexis de 15 años y estaba junto a su padre Miguel Ramírez cuando el lunes por la noche ambos escucharon un fuerte zumbido, como un trueno, en el rancho en el que viven en La Unión, muy cercano a donde se produjo la tragedia de Chapecoense, que dejó 71 muertos. Cuando se enteraron por televisión de lo que había ocurrido, se dirigieron hasta allí.Vieron a algunos bomberos y rescatistas y los guiaron por los caminos que tanto conocen.

Alexis,  guió a los rescatistas a donde había sobrevivientes por un camino alternativo en el medio de la montaña, y luego nadie más supo de él. Se habló del “niño ángel”, del “niño fantasma”. Finalmente, el diario El Colombiano lo encontró y lo entrevistó.

“Ya había algunos bomberos y policías cuando llegamos, gritaban que a un lado había uno, que allí estaba el otro. Comenzaron a sacar los heridos pero estaban abriendo trocha hacia el morro y así era muy demorado, así que les dijimos que había un camino más fácil y más rápido”, contó Johan.

“Ya estaban saliendo con Alan (Rushell, el primer rescatado con vida) y le dije a un bombero, que era como uno de los jefes, que yo conocía el camino, los acompañé y me vine corriendo donde estaban los policías para decirles que teníamos uno de los heridos en la carretera. Ya había un viaje de carros que habían llegado al lugar”, agregó Johan, quien se dividió con su padre y cada uno condujo a un grupo de rescatistas.

“Subíamos por más heridos cuando cerca de las 2:00 a.m. un policía nos sacó mal, nos dijo que nos fuéramos, que quién sabe con qué intenciones habíamos ido. Un bombero discutió con él y le dijo que estábamos colaborando. Para evitar problemas volvimos al cambuche donde pasamos la noche”, contó el muchacho.

El miércoles, Johan fue condecorado en la Institución Educativa La Paz del municipio de La Ceja. El reconocimiento lo recibió por buen estudiante (va para décimo), aunque tres días antes se hubiera graduado de manera empírica en filantropía y rescate.


Para más noticias dale Me Gusta a nuestra página

Siguenos en twitter: