Abstracción en el realismo lírico de la pintora moreliana María Elena Caballero Díaz - Noventa Grados - Noticias de México y el Mundo

Abstracción en el realismo lírico de la pintora moreliana María Elena Caballero Díaz

21 de Diciembre de 2018 a las 18:10:00 | Por:Óscar Tapia Campos/ Noventa Grados

Morelia , mich., a 21 de diciembre del 2018. - María Elena Caballero Díaz es una pintora moreliana, artista ella, que abreva en el realismo lírico con la consistencia que dan el ejercicio permanente, esa proclividad para ubicarse día a día ante el reto que implica el lienzo en blanco.

Su obra es un circuito por los ámbitos del romanticismo, porque su elemento plástico principal es la figura humana y a ésta la dota siempre de sensaciones y sentimientos intrínsecamente ligados con el amor como fuente generadora de diversidad de avatares.

El elemento femenino, de suyo, es el recurso más socorrido para expresar aquello que le mueve como rango, y parte de una poética de luz y color que invariablemente alude a lo mejor el individuo, es decir a su humanidad y su humanismo.

Esto es que cada cuadro de María Elena Caballero Díaz es un atisbo al suspiro, al pálpito, al llanto, a la sonrisa. Es un todo desde la ternura, la consternación, el desasosiego, la ensoñación, el anhelo, la felicidad, el dolor, la inquietud y el sueño como aspiración.

Mas con todo y su evidente carga de romanticismo esa su obra es vigorosa, absoluta, contundente, porque no deja espacio para el cabo suelto, porque siempre es circular, redonda en su trato y sus resoluciones, eso es que pinta y sugiere enteramente a lo Caballero Díaz.

Y aunque lo suyo es un realismo lírico de precisiones incuestionables, en cada una de sus creaciones le imprime una dosis importante de abstracción, pero lo abstracto lo incluye como atmosfera, referencia, hálito, ambiente o, acaso, decoración.

María Elena Caballero, entonces, es una autora que transita con libertad por el realismo lírico y la abstracción, porque es capaz de hacer de la mancha una nota, un tono, un verso, un poema de línea y color sin aludir a figura alguna, sin retratar algo de lo establecido, ni a lo evidente.

En “Añoranza” y “Caracola”, cuadros que expuso en la Sala Maestros Michoacanos de la Biblioteca Pública Francisco J. Múgica se pueden apreciar los valores de su obra. En uno y en el otro impera el realismo y la abstracción, la sensación y el sentimiento, el amor y el humanismo. Así sea.

Comentarios
Más leidas
Más importantes

Noventa Grados Radio
Últimas noticias